martes, 25 de abril de 2017

Eco invernal

Recuerdo aquel frío invierno en el que los sueños pisaban sobre sucias hojas de periódico cubriendo la vereda y los muñecos cobraban vida para volver a mostrarme que todo merecía la pena. Recuerdo la cálida sensación del hielo en el viento que me transportaba a un fantástico mundo paralelo donde lo extraño y la extravagancia bailaban en mí con suma elegancia sobre un profundo fango tintado de negro. Todo ello derrochaba tantos significados que me costaba lograr ordenarlos, solo sé que para caminar sobre aquel lodo tan hondo, se debe haber estado antes en el fondo.

Quizás deba saltar al vacío o nadar mar adentro, esperando encontrar los retoques de lo perfecto que culminen con la grotesca obra de algún otro nuevo engendro.

Recuerdo el tupido velo de la niebla matinal cual suave seda impregnada en los cristales al caer la helada y la vibrante sensación que en mí evocaba el regresar a aquel lugar y verte cada mañana. Recuerdo los viajes eternos de punta a punta modelando con mis sueños las facciones de una bruja, mientras las dantescas melodías acunaban el cúmulo de mis días sobre un maravilloso lienzo de temática oscura. Por ti brotaron con mayor consciencia las raíces de un pasado desertor, canalizadas a través de la sangre del frío, encarriladas con la fuerza del calor.

Seguiremos alimentando los sueños en las altas montañas sin dejar de aprender de la nada, para recobrar en nosotros mismos la razón tantas veces como haga falta.


Recuerda que lo extraño siempre cobra el mejor de los sentidos y lo extravagante luce delirante el más elegante de los vestidos. Recuerda que la magia siempre se guarda en todo aquello que escapa de la ignorante comprensión humana y que la verdadera belleza infinita se halla en la cara más abstracta de la vida.

domingo, 1 de enero de 2017

Horizontes de libertad

Llantos de la soledad, lloviendo en el lugar,
se congela la realidad, el hielo en el cristal.
Viendo un nuevo amanecer, volviendo a renacer,
recuerdos del ayer que a oscuras no se ven.
Con aire nacen olas en el mar arrastradas por el temporal,
su muerte en esa orilla está, tras este paisaje de libertad.

Horizontes de libertad, tierras donde podamos ir a soñar.
Espejismos de libertad, reflejos en el horizonte
donde más allá hay autoridad.
Horizontes de libertad, tierras donde podamos ir a soñar,
a soñar... a soñar sin despertar.

Nuestros ojos se abren en la inmensidad,
los sueños muertos vuelven desde el más allá.
rodando por la carretera sin pensar en el final,
dejemos que las ruedas nos lleven solas hacia ese lugar.

Llévame a ese lugar donde no haya rastro de humanidad,
llévame a ese lugar donde nadie nos pueda controlar,
llévame a ese lugar donde podamos soñar en libertad,
llévame a ese lugar donde podamos soñar sin despertar.

Cuanto quisiera alcanzar la tierra prometida de un solo salto, 
tocar su esencia y fundirme en ella con tan sólo alargar la mano. 
Vayamos hacia el horizonte a la caza de alguna estrella,
esperemos sin dejar de caminar y entonces será nuestra.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Santas cadenas

Vivirás con las preguntas de siempre
Incoherencias de lo más coherentes,
Dicen cosas que nadie entiende,
A nadie le importa la paranoia de un demente.

Mirarán al cielo agonizando,
O escupirán al suelo en el que acabarán cayendo.
Rabia que baila en el interior,
Terrores que amenazan en el exterior.
Arrodillaros una vez más en la mierda
Lamentablemente no sois capaces de olerla.

Muchos enfermos exorcizados,
Una nube oscura se ríe a los costados.
Empieza el final de otro sacrificio,
Revive la muerte de cerebros que están vivos.
Tentaciones silenciosas de alguien desconocido,
Escuchan oraciones religiosas contra sus oídos.

Vibran las instituciones por el diablo,
Invocando su presencia en la tirada de algún dado.
Todos deseáis ver lo prohibido,
Alteráis los límites de lo divino.
Las reglas de la iglesia os encadenan a una vida muerta.

martes, 21 de junio de 2016

Quédate conmigo

Quédate aquí conmigo y veras... verás que el cielo
realmente podemos alcanzar, que todo es artificial,
que la suerte solo era una máscara del azar, que lo
único que nos da son palmas en las espaldas acompañadas
de sonrisas vacías que lo único que quieren es verte
inactiva y perderte de vista para escuchar al siguiente
paciente con más cuerdas historias dementes.
No te lo pienses mas de dos veces, disfruta esa nueva
sensación tan única y elocuente, como profunda y delirante;
tan increíble e incomprendida, como marginada y solitaria;
una nueva sensación que desde algún lugar del más allá,
me hace ser consciente de los continuos sucesos paranormales
que me muestran hasta qué grado me siento unido a ti, desviando
la atención de mi mecánica corporal, dejándola actuar libremente
un rato, para verla después funcionando de forma estratégica
por su cuenta con la intención de encontrarte en cualquier
lugar como por ejemplo el pasillo... ¿Me estaré quedando loco?

jueves, 21 de abril de 2016

Esperando en la nada

Con mil cuestiones por mi cabeza
Sin encontrar ni tan siquiera una respuesta
Encontrándome tan sólo con la frustración
Perdiéndome junto a mil torturas de mi interior.

No se cual es la mejor manera
Ya he probado todas sin respuesta
Atraparé mis deseos cuando amanezca
Me desangraré lentamente por la carretera.

La sensación de impotencia
es el néctar de una copa funesta
Las horas apagan las velas
en la noche de las penas.

Cansado de esperar tan vagamente
de esperar en la nada rodeado de gente
sufriendo el contagio de su mente,
volaré hacia ti incandescente.

El débil reflejo de la noche
alumbra estas cuatro paredes
donde habitan mil demonios
confundiendo las conversaciones.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Grises desperfectos

Levantarse en los sopores, sin dudar,
alzar los brazos y vuelta a empezar.
Vueltas en los giros de alguna rutina infernal
de la que son tales los deseos de escapar…
Mientras mi mente gira una vez más,
me convierto en la bala que apunta a mi nuca
para desviarla hacia la de algún hijo de puta;
zombis en la calle, mañana todo será igual.

Tiempos que corren al son de sus engendros,
cielos que crujen bajo grises desperfectos,
detrás del manto de la niebla contaminada,
la lluvia espera su turno con calma.

La madre tierra se pudre de forma decadente,
llora sangre muerta que los rosales ennegrece.
Un dulce mundo aparte sin agobios inquilinos,
un dulce mundo aparte donde podamos soñar tranquilos.
Un amargo mundo que decae en ruinas,
la influencia social es la que crea sus heridas.
Un amargo mundo que cultiva restos y cenizas,
mas por ello la realidad despierta la fantasía.

Mas es bien cierto que la realidad despierta la fantasía,
así como la fantasía deriva de la realidad,
deriva de un mundo que los humanos exilian
pues la culpa no es del mundo, sino de la sociedad.

jueves, 10 de marzo de 2016

Alma gemela

Ahora sé que existe, graba su nombre junto al mío,
y es que hace tiempo que murió la cualidad afectiva que
ahora parece estar volviendo por arte de magia a la vida,
extendiéndome una mano que me aferra a ésta misma.
Una profunda sensación que comprende algo
que incluso mi mundo tan huraño olvidó,
una profunda sensación que despierta en mí
tantas otras que no caben en ninguna explicación.

Cuando quise darme por vencido,
convertido ya en mi propio enemigo,
encontré en sus ojos la comprensión,
esos ojos a los que cada vez que miro,
me aíslan del mundo exterior,  
esos ojos que me envuelven en su seda,
transportándome a una realidad paralela
donde tan sólo estamos ella y yo.
Esos ojos capaces de elevar esa maravillosa sensación
a la más alta de las montañas…
Esos ojos capaces de iluminar cada recoveco
de la más oscura de las estancias.

En su búsqueda me perdí por tétricos lugares,
cada paso era un fracaso hasta que se encendió el paisaje,
el paisaje de sus brazos que arroparon mi triste fuselaje,
renovaron mi motor, empujándolo hacia delante.
Dos piezas únicas hechas a medida para encajar
entre ellas y compartir además de la vida,
todas esas grandes pequeñeces que sabemos
que el resto del mundo no entiende.